sábado, 28 de julio de 2007

Un poco sobre mi madre

Por Muppet M

Resulta que se publicó un cuento mío en una antoloogía.
Este es uno de los mails de mi madre:

"Lo voy a poner en un marquito,estoy tremendamente orgullosa. Me felicito a mí misma por la hija que tengo.
Un besito,
la madre de una dotada de la litratura argentina."



Actividades de oficina

Por Muppet M

9 hs: llegada puntual (mi deseo es irme puntual, claro). Ilusión de que sea un día entretenido. Planes miles para hacer en paralelo a las mínimamente indispensables tareas laborables. Las anoto en un papel como lista de supermercado: llamar a xxx, checkear yyyy. Puro entusiasmo.

10 hs: ya respondí mails y completé mi listita de tareas para el día. ¿Y ahora?

10.30 hs: chateo un poco, pero es muy temprano. Postergo un mail para más tarde. Temo no tener suficiente con qué entretenerme.

11 hs: me hago un café con leche. En la taza-balde que la generosa oficina me proveyó en mi primer día, vuelvo 1/2 litro de leche descremada larga vida La Serenísima (mi favorita) que la empresa me provee cual ternero generosamente día tras día.

12 hs: trabajé un poco. Falta apenas una hora para planear el almuerzo.

13 hs: salgo a pasear. No puedo volver antes de la 1 y 1/2 y nadie me interesa lo suficiente como para compartir mi preciosa hora y pico de libertad. A veces canjeo aire por éter y me quedo chateando.

14.30: hago todo lo posible porque mi regreso al escritorio suceda a las 15.15 hs. No tengo ganas de hacer nada. No tengo hambre, por lo que entretenerme con un mate queda fuera de toda posibilidad. La gente está ocupada, trabajando o lo que sea qué hacen y yo me marchito. Empiezo a deambular por blogs. Me digo que debería hacer algo con mi tiempo. Escribir, dibujar, pensar cosas que me traigan felicidad... Pero el cerebro no me funciona en esa dirección. Empiezo a chatear con gente con la que no tengo mucho para intercambiar. De pronto me pongo productiva e imprimo cosas. Ya trabajé, no tengo más para hacer. Saco turno para un masaje.

16 hs: busco refugio en el baño. Me duermo 10 minutos.

17.20 hs: me pongo a escribir esto. Me entretengo al fin.

17.30 hs: falta sólo 1/2 hora para que me abran la jaula- Soy feliz.

17.45 hs: retrocedo 40 casilleros: viernes, a un paso de mi libertad y de una sesión de masajes, la mina quiere ver lo que trabajé a la mañana. Que no me vengan a decir que no lo hizo a propósito.

jueves, 26 de julio de 2007

Sr. Miyagi



Profesional, amigo/a, ser querido que contiene los embates de la ansiedad. Guía espiritual y afectivo que sabe estar y a la vez dejar espacio para la búsqueda de las propias respuestas.Persona atemporal y mutación en varios rostros que pone la oreja, el corazón y la palabra para estar presente de la manera que el otro necesita. Ser empático que sabe querer y respetar. Una presencia invalorable y fundamental.

Mirtho


Una diva en cuerpo de hombre. Si no fuera porque le encantan las mujeres, no sería improbable imaginarlo con una estola de visón.Mezcla de masculinidad y femineidad en las medidas justas. Amor maternal en abrazo de oso y sencillez masculina. Incondicionalidad y acidez en las medidas exactas. Vanidoso sin dejar de ver que el otro no es un reflejo de él. Las medias, los calzoncillos y las corbatas siempre, siempre, siempre le combinan. Antes muerto que lo descubran en un gaffe de vestuario.

martes, 24 de julio de 2007

Razones para leer "Muppets de Balcón"

  • Porque ahora que aprendimos a colgar fotos nos matamos guggleando imágenes bonitas (aunque a veces no tengan que ver con los textos).
  • Porque tiramos la piedra y escondemos la mano.
  • Porque nuestra vida social es pobre, pero tenemos conocidos interesantes que presentan libros, tienen blogs exitosos y fabrican unos zapatos muy bonitos.
  • En nuestro blog no hallarán comentarios pretenciosos, obsecuentes, catárticos, crípticos y pseudopoéticos ¡¡ Si casi no tenemos lectores!!

viernes, 20 de julio de 2007

Recomendado


TAMARISCO
INVITA A LA PRESENTACIÓN DE

Ravonne
de Julián Urman
Inauguramos nuestra colección Novela
Miércoles 25 de julio, 20Hs.
En Casa Brandon.
Luis María Drago 236 (entre Julián Alvarez y Lavalleja)

"Supe recibir en otras épocas el aplauso de grandes y de chicos. Supe ser jovial, aceptado felizmente en muchos hogares. Supe que le pusieron mi nombre a cantidad de mascotas… ¿Qué habrá sido de todos esos perros y gatos, o hamsters y tortugas?, ¿con qué cara los mirarán, los mimarán, les darán de comer como si fuera yo el compañero inseparable de sus hijos?"

En su primera novela, Julián Urman nos invita a un tour desbocado por el universo de Roberto Ravonne. Dueño de una rotisería y de un pasado rutilante, Ravonne va a ser testigo de como todas sus relaciones (su pareja, la televisión, su ex mujer y un niño con problemas mentales) se precipitan en abusos, persecuciones, traiciones y accidentes que incluyen secuestros reales y ficticios, con un pasado que se niega a dejarlo en paz.

Otros títulos de Tamarisco
Narrativa breve
Hojas de Tamarisco.Varios autores
Toronto no. Leonel Livchits

jueves, 19 de julio de 2007

Zoo laboral


Los primeros días en un lugar nuevo tienen la ventaja de poder ver cosas que luego pasarán a ser una normalidad inexplicable.Como quien entra a espiar una casa ajena, se ve claramente que ningún lugar que reúna a más de tres personas puede mantenerse al margen de la frikez. En mi primer día de trabajo en una oficina nueva, me topé con una rubia que se cree, como quien dice, "la última coca cola del desierto". Una hembra que se esfuerza por ser alfa y araña el beta y se embrutece ante la presencia de alguien que pueda ser tomada por rubia. En mi primer día de trabajo, el comentario masculino fue acerca de cómo había cambiado el porcentaje de rubias en los boxes. Entonces la Beta me secuestró el documento y ante la evidencia de que además de rubia yo era más joven, en su parámetro pasé a ser hembra alfa. Calculo que buscará quitarme el supuesto reinado. Yo la miro sin entender y porlas dudas le digo que es hermosa y conchudeces similares para evitar que me clave un lápiz (de mina) en la yugular.

Un servicio a la comunidad...

Por La Mujer Imperfecta

...y también a una conocida marca de cerveza pero bueh, todo sea porque te salude Arnaldo.



De nada.

miércoles, 18 de julio de 2007

martes, 17 de julio de 2007

Aprovechen ahora

Por La Mujer Imperfecta


Acerca de la extinción de las rubias.
http://www.clarin.com/diario/2007/07/17/sociedad/s-03801.htm

Imperdible gran comentario erudito gran a cargo de Ingrid Grudke.

jueves, 12 de julio de 2007

La madre


Personaje ubicuo si los hay, interviene poco en la historia pero cuando lo hace (en general por mail o por teléfono) no deja títere con cabeza. Pese a lo mucho que se ha escrito sobre esta figura, ella todavía piensa que se le presta poca atención. Como un sistema operativo, sus distintas versiones parecen actualizarse pero es apenas una ficción más, una estrategia de marketing maternal. Así, tenemos a la Cómplice; la Admonitoria; la Quiero a Mi Mamá; la Control-Freak; la Cinco para el Peso; la Proveedora de Abrigos y la nunca bien ponderada Madre-Interna. Temible y entrañable a la vez, suelen aparecer de vez en cuando para hacernos tap tap en la cabeza o chas chas en la cola (con ellas nunca se sabe). Les reclamamos, las queremos (lejos o cerca según el caso) y últimamente, las entendemos.

La garchadora indiscreta




Aunque ahora la va de moderno, este personaje no es otra cosa que la versión femenina y blogger de Guillermo Francella contando su anécdota sexual del domingo en los Benvenuto. A su manera, pretende desafiar la odiosa suposición de que si un hombre coge mucho es un winner y si lo hace una mina es una trola. Pero en el fondo, no hace más que reproducir el circuito: la diferencia es que ahora ser trola es in. Detrás de su acumulación de chongos se adivina un alma en pena desesperada por gustar y satisfacer "más que las anteriores" antes que por el placer propio y ajeno. Buscando cantidad antes que calidad, esta Madame Bovary del siglo XXI jura no querer más que sexo y después adolece esperando que la llamen. Mal que le pese, el disfraz de Voraz Depredadora se le descose por todos lados, dejando ver a una Chica como Cualquiera en busca de un poco de atención.

El Cuis




Detrás de su aspecto pequeño e indefenso, este animalito nervioso esconde una actitud predadora. Sus ojos son como un scanner capaz de detectar la menor oportunidad de intervenir con un comentario artero o una patadita por debajo de la mesa. Su hocico diminuto husmea hasta encontrar la más recóndita de tus debilidades y es allí donde da el zarpazo. Por lo general, al cuis le va bien en la vida pero su eterna inseguridad lo obliga a desear siempre lo que otros tienen. Los cuises pueden ser más o menos inteligentes, pero su astucia siempre estará puesta al servicio de publicitar lo poco o mucho que hayan logrado. En más de un caso, el modus operando de un Cuis se basa en aprovechar el trabajo ajeno: tras el argumento de la “solidaridad”, la “capacidad crítica” o las “ganas de ayudar”, se aprestan a destrozar el trabajo de los demás con una lengua filosa, que esa mirada de mosquita muerta pareciera contradecir. En el fondo no son tan malos como la Comadreja, pero un Cuis no dudará en hundirte si con eso consigue su Bellota del Día.

El Cabeza de Tacho




No importa cuán alto haya llegado en la vida, siempre mirará al mundo con ojos de Almacenes Don Manolo. Por lo general un Cabeza de Tacho es buena persona. Su problema es que mea fuera del ídem. Por ejemplo: si bien suele ser bastante paranoico en detalles nimios, basta con que le doren un poco la píldora para que entregue toda su confianza (razón por la cual suelen ser presa fácil de los Cuises). El Cabeza de Tacho es capaz de pensar que su Commodore 64 está siendo hackeada por el Pentágono y acto seguido nombra al primer Cuis que encuentre a mano Ministro Plenipotenciario de sus Cuentas Bancarias. Son laboriosos y honestos, pero a veces su incapacidad de ir más allá del sentido común los hace bastante mediocres y, por lo mismo, odiosos. Es muy frecuente que un Cabeza de Tacho ame los dispositivos electrónicos y apenas logra ascender un poco en la escala de ingresos se muda a un kuntry medio pelo y manda a sus hijos a cualquier Day o High School. Justifica sus elecciones políticas, económicas, sociales y culturales con argumentos tales como: “Ya tiene plata, por eso no va a robar más” o “Los japoneses corruptos se suicidan, por eso a nosotros nos va como nos va”.

Finoli, finoli


Nazarena dice: "no al desabastecimiento de leche". ¿Quedaba feo si en esa pose también se manifestaba en contra la falta de GNC?

Entre Fargo y South Park

Por La Mujer Imperfecta

¿Es muy triste decir que mientras nevaba me vi entero el duelo de aerostrip dance de Bailando por un Sueño?

Arte culinario

Por Muppet M
En Lelé de Troya hay un postre Iraní o similar cuya virtud no se basa en ser una alquimia de sabores sino en ser el primer postre que tiene gusto a persona.

Imperdible


En esta antología editada por Sudamericana, escritores jóvenes demuestran todo su talento. A partir de julio en las mejores librerías.
El equipo de firmas, en orden de aparición: Juan Terranova - Pablo Ali - Mariana Enríquez - Gisela Antonuccio - Washington Cucurto - Marina Mariasch - Maximiliano Tomas - Oliverio Coelho - Joaquín Linne - Josefina Licitra - Hernán Arias - Gabriel Vommaro - Natalia Moret - Alejandro Parisi - Florencia Abbate - Félix Bruzzone - Mariela Ghenadenik - Pedro Mairal - Patricia Suárez - Diego Grillo Trubba (selección y prólogo).

Viva la globalización

Por Muppet M

En Disney hay un juego llamado "It´s a small world", el cual transcurre arriba de un bote con el que se va circulando por distintas poblaciones de muñecos que cantan y te liman la cabeza.
Cayó en mis manos una revista de chismes de USA en la que había un nota a Pamela Anderson, de viaje por la Ex Unión Soviética.
En esa cobertura se incluía un recuadro acerca de las leyes de adopción en ese país y el titular decía "no es nada difícil" con detalles acerca de la disponibilidad para tener un bebé- mascota, rubiecitos de ojos azules, no con caras feas como los de Maddonna y Angelina.
Eso sí, un camboyano hace más progre a la madre que lo porta.
Hay que ver qué aconseja el publicista.

I love NBYA



Un señor con moño rojo. Otro con un cigarrillo de juguete. Otro con dos cigarrillos colgando de los labios pintados de negro. Una mujer sandwich que come un sandwich. Alguien que se llama Pancho que come un ídem. Imágenes mentales de Sólo Empanadas comiéndose una docena de sus familiares. Un Sólo Empanada ofreciendo golpes de puño a un taxista que no sabe dónde queda el Empire State. Se hace de noche y Broadway amanece. Surfear un cardúmen de personas de todos los colores. Una pared con cara de mujer atropella y no entiende de sarcasmos. De pronto vuelve Buenos Aires: los árboles multicolor, los taxis con un poco de amarillo, el cantito en la voz, los insultos creativos. En el Central Park los cerezos están en flor. En Buenos Aires, se caen las últimas flores de los Palos Borrachos.

Head hunters

Por Muppet M


Se trata de un puesto alto, ejecutivo. Somos head hunters y por eso hacemos la reunión aquí en este restó en lugar de en una oficina. Es Top Secret. ¿Pedimos? Muy buena experiencia, un perfil inmejorable. Nos interesa contratar lo mejor de lo mejor. Por eso te llamamos. Una ensalada, por favor... Es que estoy haciendo una dieta especial (ríe). Me encanta la rúcula con mucho aceto (pan en la vinagreta). Ché, ¡hey! Pedís mucho. ¡Hey! Sí, sí, me refiero al sueldo. Pedís mucho. Sí, sí. No que no lo valgas, ¡nooo!. Pero ¿por qué habría yo de pagarte tanto? No, no, no digo que no lo valgas (más pan). He, con esas pretensiones no creo que consigas nada, aunque no tengo dudas de que valés lo que pedís. Un panqueque de manzana, por favor... En la dieta me permiten comer todas las manzanas que quiera, sí, sí. Aha, ahá. Si no tenés una familia que mantener, ¿para qué querés tanta plata? Te la debés tirar toda encima, jaja. Esta es mi oferta, que es más que generosa. ¿Qué porcentaje querés que sea en blanco? Acá trabajamos con todas las de la ley. ¿Todo en blanco? Pero no te conviene, te va a quedar mucho menos en mano. Si yo no te aviso... Acá cuidamos a la gente, ¿viste? Pensálo, entonces. Yo te digo, no vas a encontrar algo mejor. ¿Estaba rico el lomito jugosito que te comiste? En la cocina no lo van a tener ni que lavar tu plato, jaja.

LaPutaQueValeLaPenaEstarVivo


Por Muppet M

Las estrellas en el medio de la nada.
Los zapatos rojos, los cachorros, la música que te hace bailar.
La ducha después de la calle.
Las caricias en la nuca, la mano en la espalda.
Las manzanas caramelizadas con mousse de maracuyá y helado de pimienta de Sechuán de Social Paraíso.
Nadar desnuda.
Descubrir cosas que no se parecen a nada ni a nadie.
Horas con un buen libro.
El aroma a guayaba, el sabor de un mango bien jugoso.

Omelette surprise

Una versión adulta del huevo podrido le pega al distraido.
Como un auto a punto de vaciar el tanque chupa toda la nafta que le queda, el estado beodo exige un mantenimiento importante.
A cierta altura de las circunstancias, la etiqueta se deja de lado y lo que importa es que un vaso no esté vacío. Entonces, como desahuciado en el desierto, el distraido va hacia aquellas promesas y el vaso cargado de líquido dudoso y lleno de gremnlins -que al levantarlo tiene cierto peso y eso es lo único que importa- se convierte en un anhelado oasis.
Siempre hay alguien que sabe qué hay dentro del vaso. Que tal vez incluso juntó todas las colillas del cenicero y como en las películas subtituladas que traducen el chiste con delay, el que sabe qué hay dentro del vaso y que entiende inglés y no necesita del subtitulado, igual espera a reirse en el momento en que hay que reírse.
Y en ese momento el chiste ya no es gracioso, pero se ríe igual, fuerza todos los músculos de la garganta y del tórax porque TIENE que reírse en ese momento aunque las travesuras -a diferencia de los chistes- no tengan remate sino que tienen gracia en la cabeza del que las hace



- ¿Se dieron cuenta de que ya no hay potus?


- ¡Es cierto! Es que los potus son muy década menemista.


- ¿Y los helechos? Súper ochenta.


- Sin dudas, el ficus es el potus del 2000.

Soy tan feliz que me mataría...