jueves, 9 de diciembre de 2010

Lectura el martes 14/12 a las 19 - Bye 2010~!

Esto es en "Vuela el Pez", Córdoba 4370 (y J. Álvarez)
Habrá mujeres y vino (también hombres)

Leen:

Juan Diego Incardona
María Eva Álvarez
Matías Garber
Mariela Ghenadenik
Teté García Bravo
Agostina López
Victoria Gonz;alez
Trinidad Baruf

Powered by Ariel Schettini
Musicaliza Valentín Pauls

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Desde el aire

Es la primera vez que edito una de estas cosas y tampoco dura taanto.

La idea es verlo hasta el final.

video

sábado, 30 de octubre de 2010

La puta y el pajero







Nuevos modelos de autos japoneses.

Algunos de sus taglines dicen:

- El moco lo puedes guardar en cualquier sitio

o

- Laputa ha mejorado su seguridad y ampliado su interior


Otros podrían decir:
- Vaya con Laputa a todas partes
- No hay placer comparado con subirse a Laputa
- Invite a sus amigos a pasear con Laputa

- Sáquese un Moco con interés fijo
- Dése el gusto con un Moco
- Con un Moco la vida tiene otro sabor

- El Pajero, cumple todas sus fantasías
- El Pajero, con caja automática, un placer para las manos

viernes, 22 de octubre de 2010

Muppets invaden NY (pero los verdaderos)



Muppets en altamar (o más bien en el río, pero no de Janeiro)

Cosito
Chanquete in a world far, far away


la espalda de la cité






Muppet M y Muppet S + Chanquete


Muppets



Avistaje de Zona Norte



Avistaje de velero




Avistaje del centro


Carbónico







Me gusta ser un dibujo involuntario sobre un asfalto o la pared. Intervenir silenciosamente sobre cosas que supuestamente pertenecen a otros.
La sombra funciona en otra sintonía, en otra ideología. Es una memoria que se desdibuja, una porción nostálgica.

sábado, 2 de octubre de 2010

Presentación del libro "El Puente Secreto"

El sábado 16 de octubre de 14 a 15 hs., auditorio del edificio abremate de la 3ª Feria del Libro de Lanús (Av. Hipólito Yrigoyen 5682, Lanús), se presentará el libro "El Puente Secreto," una antología escrita por jóvenes acerca de los adultos mayores.

¿Cómo llegar a la UNLa? http://www.unla.edu.ar/servicios/comollegar/index.php

Escritores:

Julia Coria -- (Una novia vieja)
Fernando Chulak -- (Restos de un pueblo)
Mariela Ghenadenik -- (Gatos de hospital)
Diego Grillo Trubba -- (Te acordás, hermano)
Hernán Pueyrredón -- (Geriátrico)
Pablo Roisentul -- (Teléfono)
Flavio Schiaffino -- (Herr Professor)
Ariel Shalom -- (Encuentro)
Mariana Skiadaressis -- (El anillo de la piedra esmeralda)
Guillermo Tangelson -- (Los zapatos de Carmen)
Alexis Winer -- (La Elección del Momento del Fin)
Tomás Wortley -- (Chatarra)

(Antología a cargo de Guillermo Tangelson)

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Preferiría no hacerlo


Por Muppet M


Si trabajás en una PyME que se cree multinacional y funciona como una verdulería, estos tips pueden ayudar:

- Alegrarse por cualquier cosa con mucho énfasis: pagamos la factura # 5687098968888 ¡Buenísimo!

- Agradecer con una leve reverencia si la patronal, en un gesto de grandeza, compra medialunas para el desayuno ¡Le pertenezco, señor!

- Si el jefe/a en cuestión dice "arándalos" en vez de "arándanos" tomar la versión del jefe como la correcta. Decir en voz alta "¡uy, qué tarado/a, toda mi vida lo dije mal, jaja!"

- Siliconarse la sonrisa. ¿Hay que trabajar hasta la noche? ¡Qué lindo ver las luces de la ciudad!

- Reírse mucho (mucho), pero sin hacer uno los chistes.

- Fingir que el/la jefe/a no gana 10 veces más que uno ni que él/ella trabaja 3 veces por semana medio tiempo.

- Si tu jefe/a te dice "no te cierres, abrite", sin dudas: obedecé.
- Si tenés una diferencia de opinión con una compañera/o muy olfa y pedorra/o, nada de resolverlo como adultos ¡ir a buchonear primero!

- Asumir siempre, siempre, siempre que todo error es de uno. Quebró la bolsa de nuevo, ups! my bad! ¿Qué puedo hacer para reparar el daño?



Compartiendo festejos y feriados!

miércoles, 21 de julio de 2010

Volvieron los odios!


Por Muppet M

Odio:

- Los que se agarran del caño del colectivo como gimnastas a punto de darse impulso para una vuelta pajarito o suponen que están en una clase de stretching

- Los que tardan en salir o entrar de alguna puerta que en cualquier momento se cierra herméticamente

- Los que no tienen sentido de la proxemia y te hablan cerca de la nariz

-Los que caminan por la vida con los brazos en jarra, como Mick Jagger antes de iniciar su aleteo de pollo.

- Los mensajes cotidianos de Claro a las 7am que me ilusionan al pedo y después me enfurecen

- Las semillas blancas de la sandía

- La expresión "de perillas" (no la entiendo)

- La gente que te cuenta " fui al cine con Fabián" pero nunca te dice quién es Fabián

- La gente que canta por radio

- La gente que se te tira encima cuando se ríe o que te golpea/empuja despacito cuando enfatiza algo

- Que interrumpan la película del avión para decir altitudes y sinsentidos de borrachera

- Que al hablar por altoparlante, los oficiales de a bordo se cuelgen en la mitad de la frase

- Que siempre digan los anuncios con voz de Top Gun (la voz ronca, suspendida, a punto de declarar algo importante)

- Que exageren el espanglish y suspiren cuando hablan en inglés cosa de disimular que no saben bien lo que están diciendo

- La gente que inicia sus frases con "yo soy una persona que..."

- El coro de escobas húmedas sobre las veredas a las 6.30 am



lunes, 12 de julio de 2010


Por Muppet M

El otro día me dijeron que en el cuerpo hay 10 mil kilómetros de arterias.
Los mismos que recorro cuando me subo a un avión.
Pero yo insisto en alejarme físicamente de algún lugar mental.

Hoy aprendí una palabra nueva: arrachada. No la encontré en el diccionario, pero vendría de la meterología y haría mención a algo desigual e intermitente (rachas, vientos, raptos) que se sostiene de alguna manera extraña.

Es raro pensar en todo lo que hay que hacer, sostener, construir, etc. Cuando hay otras cosas que se mantienen por sí solas de manera inexplicable: la Tierra en su eje, los polos opuestos, los imanes pegadizos.

Hoy soy una burbuja, un panadero, un copo de nieve. Cosas que se rompen con un soplido. Milagros que se sostienen en el aire, que es donde está casi todo lo que existe y sin embargo no lo puedo tocar.
Puedo tocar la tierra, puedo tocar el agua. Podría ser arriesgada y tocar el fuego.
Pero no el aire no lo puedo tocar.

Hoy soy todos los climas, todas las geografías en un mismo lugar, todas las cosas que pasaron y podrían pasar.
Podría vivir en dos husos horarios, por ejemplo. Podría ser dos personas en una: mi antes y después. Avisarme a mí misma qué pasa el día después, ser una evasora de consecuencias, no pagarlas nunca.

Soy un viento arrachado, envuelta en una ráfaga que hace subir el calor en este frío polar.

El calor adentro del frío.
El calor y la humedad
El calor y la humedad condensados hasta el final.

Podría desatar un huracán.


miércoles, 9 de junio de 2010

Clarin reloaded



Por Muppet M


Gracias a la recomendación de mi querida amiga Nati Moret, tengo diversión para rato:

Es muy fácil:

1. Poner clarin.com

2. En la barra donde va la dirección tirar esto:

javascript:(function(){$('h2 a').append(' en el culo')})()

3. Probar con palabrotas varias


jueves, 3 de junio de 2010


Por Muppet M

OK, yo sé que tengo un problema con los subtes, que sufro de claustrofobia intensa y casi que tengo que luchar contra los ataques de catalepsia cuando me doy cuenta que estoy bajo tierra.

Pero no es mi culpa sentirme así; la culpa es la manera en que están concebidos los subtes: hechos para poner a prueba el misterio de que la Humanidad se mantenga a raya. No me da por la paranoia de que alguien me vaya a empujar del andén, pero la tentación está al alcance de cualquiera; tampoco tengo registro de las criaturas inmundas que deben habitar las profundidades, pero son una amenaza latente.

Y además de la claustrofobia, la paranoia y el asco, también hay otra faceta que hace del subte un lugar al borde del peligro y la perdición. Después de todo, ¿por qué hay molinetes que te hacen chas-chas en la cola? Gente uniformada, agarraderas de cuero para las muñecas, caños de metal,
cuerpo a cuerpo, oscuridad, túneles, asientos reservados, transpiración, sonido de cuchillos filosos, asfixia, puertas decapitadoras, empujones, entrepiernas a la altura de la mandíbula, suspenso cuando el subte va despacito, vagones que sacuden, sacuden y sacuden a toda velocidad...

Puede sonar a insistencia, pero cada vez que tengo que bajar la escalerita, confirmo que el que inventó este medio de transporte debía tener una cabeza bastante kinky.

(Y que yo, claramente, soy un poquitito masoquista).


lunes, 31 de mayo de 2010

I keep lovin' it (limas, limones, limados)

Por Muppet M

Acá todo va al ras del suelo, como Scooby Doo cuando entra a una caverna terrorífica y, en vez de caminar, por alguna razón levita sobre una cinta transportadora invisible.

En USA, Venecia queda en Las Vegas y París en Epcot. No, no es que no saben geografía. Lo que pasa es que acá las cosas son siempre "como sí" y en ese "como sí" toda realidad es posible.

Y por eso m'encanta.


















































































































































...ya pronto serás

Por Muppet M

Tuve la intención de sacar fotos de las esquinas de las cosas. De lo que nadie presta atención.

Quise jugar a ser invisible y detectar algo desapercibido. Pasar inadvertida a pesar de la cámara y descubrir qué sienten las estatuas al lado de las estatuas. Qué pasa después de 40 horas semanales, 50 semanas al año observando los matices de un Matisse.
Si yo fuera alguno de ellos, ¿sería capaz de refractarlo en mi cerebro del derecho y del revés? ¿Me dedicaría a mirar a los que miran? ¿Contaría baldosas, personas, sonrisas, dientes? ¿Haría estimaciones de poblaciones visitantes? ¿Querría que me vieran custodiando los cuadros o no?

Intenté ser una sombra como ellos, detectar héroes, ponerme en los zapatos cansados y en el uniforme que se clava justo ahí.
Los encontré con la mirada perdida, haciendo estiramientos de columna, hablando entre sí, caminando en redondo.
Pero la paranoia es enemiga del pedorr-arte y las lucecitas rojas de una cámara sin flash son sábanas de alerta máxima que enfurecen toros y guardias de seguridad.
Así que puedo decir que, sí, lo logré: me convirtieron en sombra. A mí y a la cámara.